Una Tona de Màgia | Éxito de asistencia en la tercera edición de Una Tona de Màgia
16156
post-template-default,single,single-post,postid-16156,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

Éxito de asistencia en la tercera edición de Una Tona de Màgia

Éxito de asistencia en la tercera edición de Una Tona de Màgia

El festival ha crecido y emprende el camino para convertirse en un acontecimiento de referencia en el mundo de la magia

Desde el jueves y durante todo el fin de semana, Tona se ha convertido en la sede de la magia por unos días. La edición de este año ha tenido una gran variedad en la programación, también para todos los públicos, apostando siempre por la calidad de la magia y también por enseñar diferentes maneras de ejecutar este arte.

El tercer Festival Internacional de Magia de Tona ha consolidado las apuestas que se llevaron a cabo en la edición pasada como la Gala Internacional de Prop, l’Aparador de Mags y la exposición de magia de Joan Ballana que han seguido teniendo muy buena acogida por parte del público asistente.

Las novedades de la edición de este año también han sido un éxito. La apuesta decidida por abrir un pase de la Gala Internacional del sábado en sesión de tarde ha permitido que más de 900 personas hayan podido ver las actuaciones de magos reconocidos en el ámbito nacional e internacional.

Una Tona de Màgia se despide de la tercera edición con éxito rotundo de participación superando la previsión de mal tiempo que había para todo el fin de semana. En esta edición el festival ha crecido y emprende el camino para convertirse en un acontecimiento de referencia en el mundo de la magia. Jordi Pota, director artístico de Una Tona de Màgia, hace una valoración muy positiva del festival de este año:

Cuando decidimos hacer dos galas internacionales y sumar un día al festival nos arriesgamos mucho, pero ha sido un éxito y lo hemos llenado todo. Ha sido una experiencia muy buena para el público. La programación de esta edición ha sido de una excelencia artística increíble y el equipo técnico y la organización del festival, muy buena. Estamos muy contentos y agradecemos mucho el esfuerzo a todo el equipo de organización y, sobretodo, a las personas voluntarias por haber hecho posible este festival.

Los artistas que han participado en él también han hecho una valoración muy positiva:

“He participado en muchos festivales y creo que éste es uno de los mejores” – Mag Ramó

“Nos han tratado muy bien a los artistas. Hasta teníamos una fisioterapeuta” – Shado

 

El centro de fisioterapia Marta Pugès, situado en Tona, ha atendido a todos los artistas durante los 4 días que ha durado el festival, de la misma manera que patrocinadores como la Fundación Damm, El Màgic Món del Tren y los comercios del pueblo (Tona Punt de Comerç) han colaborado también para que el festival fuera posible. El acontecimiento también ha tenido el soporte de la Diputació de Barcelona y la Institució Puig-Porret.

Además, este año, Una Tona de Màgia ha contado con el patrocinio principal de Estabanell Energia, la comercializadora catalana de servicios energéticos, y Emagina, la empresa de telecomunicaciones del grupo Estabanell que ofrece servicios de fibra y móvil. Éste acuerdo contribuye a poner de relevo dos valores compartidos tanto por Estabanell como por el Festival: la proximidad y la apuesta decidida por el territorio, así como la sostenibilidad (suministro de electricidad certificado 100% verde).

 

El festival, día a día

El festival empezó el jueves con una actuación inaugural de fuegos artificiales y la habilidad del ‘tonenc’ campeón mundial de tiro con arco, David García. A continuación, los asistentes cenaron en el Prat Verd de Malla donde los magos Mario López, Isaac Trias, el Mag Ramó y Shado actuaron.

El viernes por la mañana, los alumnos de las escuelas Era de Dalt, Pive y Escola Vedruna de Tona asistieron al espectáculo que tuvo lugar en el Parc de les Feixetes en el que los magos Jordi Pota, Shado, Isaac Trias y Xavi Medina hicieron magia.

Por la tarde, los alumnos de la escuela de magia de Jordi Pota demostraron las habilidades mágicas que han aprendido durante todo el curso. La escuela de magia teatral de Jordi Pota es un centro para niños de 6 a 14 años y para adultos de más de 16 años. La escuela tiene su sede en Tona pero también se hacen cursos en Barcelona. Los alumnos aprenden efectos mágicos de todos los estilos, y también técnicas de teatro para ayudar a la presentación de estos efectos mágicos.

Para cerrar la tarde del viernes, el mago Isaac Trias dejó boquiabiertos a los más pequeños con una actuación de la plaza mayor de Tona.

El viernes por la noche se llevó a cabo la Gala Internacional de Prop en La Canal. Las actuaciones fueron retransmitidas en lengua de signos, una de las novedades de este año, para que todo el mundo pudiera seguir el acto sin dificultades. Participaron magos de alto nivel como Mario López, Shado y Héctor Mancha. La Gala fue presentada por Mag Ramó, ganador del concurso del festival, el Aparador de Mags, el año pasado.

El sábado fue un día lleno de magia. El día empezó con un taller en que David el Mag enseñó juegos de magia a los más pequeños para que los pudieran hacer a amigos y familiares. En la plaza mayor tuvo lugar el espectáculo del Mag Edgard que ilusionó a todo el público asistente. También había la Fira de Màgia donde se podían comprar artículos y juego mágicos.

El concurso Aparador de Mags fue una apuesta que se inició en la pasada edición del festival y este año se hico en la sala La Canal. Set de Màgia ganó el premio popular. El jurado, formado por los magos Mario López, Héctor Mancha y Brando y Silvana, también escogieron este dueto de magos como ganadores.

Durante la mañana, el itinerante ‘To sol i núvol’ se dejó ver por las calles del pueblo. El espectáculo es una de las apuestas que ha hecho este año el festival para potenciar las artes afines a la magia como, en este caso, el clown. Además, se hicieron dos visitas guiadas en la exposición de magia de Joan Ballana que este año presentaba catorce dioramas inéditos que formaban un recorrido visual por la historia de la magia.

Por la tarde, a pesar de la previsión de mal tiempo, los dos pases de la Gala Internacional fueron un éxito. La gala contó con espectáculos de grandes ilusiones, magia teatral, cambio rápido de vestuario (quick change), robos escénicos (pickpocket) y fue presentada por Jaime Figueroa que nos sorprendió con sus intervenciones de ventriloquía. Además, en esta edición, también se apostó por incluir una actuación de malabares que dejó al público con la boca abierta.

Finalmente, el domingo, la Fira de Màgia, el espectáculo de Mag Nani, el de Brando y Silvana y el itinerante ‘Los Mañas’ se trasladaron al Pavellón 2 a causa de la previsión de mal tiempo. La Gala Infantil se hizo en La Canal como estaba previsto. La actuación de Jorge Blass cerró el festival con éxito de público.